jueves, 22 de noviembre de 2012

Duele(s)

Borré todo lo que te escribí, o te sangré,
por temor a que mi miedo te salpicase.
Ahora bostezo tu nombre entre mis dedos
y esa sonrisa que me daba la vida hoy me mata,
y duele(s).

Hoy se nota en mi sonrisa que te echo de menos,
que es complicado huir sin mirar atrás,
cuando sabes que ahí atrás se queda todo
lo que pudimos llegar a ser, lo que fuimos,
las noches en que me llenaste de piel los vacíos.

Y este corazón ahora necesita una transición
después de tantos golpes de estado sufridos.
Ahora aquí habita soledad, con s de silencio
de "si eso mañana me propongo olvidarte",
y duele(s).

Me has robado los cafés por la tarde contigo,
y mis suspiros ya no tienen a quien recitarle versos.
Quizá ese sea el problema, que nunca escuchaste
los versos subrayados de mis poemarios
y no pudiste conocerme.

Tu boca era el nido de besos más bonito del mundo,
donde pasar la mejor primavera entre unos labios.
Lo que necesito es que vengas a sacarme a bailar,
 con la música que suena en el aire,
y vivir(te).

Pero perdimos el hilo que cosía nuestros descosidos,
o lo cortaste tú, por miedo a enamorarnos.
Quedaré con los recuerdos en mi almohada para pisarlos,
porque cuando le abres tu corazón a alguien te desangras,
y eso no se olvida.

A lo mejor solo nos hemos conocido para saber a que sabe el dolor,
el no saber echarnos de menos, y ya está.
Hoy soy dos litros de Vodka en vena, y
lo demás son desilusiones.

Y ahora aquí, sentado en una silla,
con revólver en mano, decidiéndome
a ver si pruebo suerte mientras giro la recámara.

Brian Ag.

3 comentarios:

  1. "Me has robado los cafés por la tarde contigo,
    y mis suspiros ya no tienen a quien recitarle versos. Quizá ese sea el problema, que nunca escuchaste los versos subrayados de mis poemarios
    y no pudiste conocerme."

    Con esto acabas de robarme tú a mí.
    Es increíble cómo a veces personas desconocidas escriben cosas tan tuyas, como si te hubieran vigilado por un agujerito y lo supieran todo de ti.

    Escribes mordiendo. Y eso me gusta.
    Seguiré de cerca tus publicaciones ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cristina, todo un placer que alguien desconocido te regale esas palabras.

      Eliminar
  2. Me conozco demasiado el no saber echar de menos y el alcohol en vena.
    Un placer pasar por aquí.
    Muaac

    ResponderEliminar